Trash the dress, un clásico para las fotos después de la boda.

//Trash the dress, un clásico para las fotos después de la boda.

Trash the dress, un clásico para las fotos después de la boda.

¿Ya sabes qué harás con tu vestido de novia después de la boda? Que tu respuesta no sea guardarlo y esperar años a que se apolille para tirarlo. Qué tal si mejor planeas una sesión de fotos posterior a la boda, un «Trash the dress»; en la que uses tu vestido de novia y te tomes todas las fotos que se te antojen, sin importar si lo arrastras, lo ensucias o lo rompes! El día de la boda y en tu sesión de fotos inevitablemente estarás muy pendiente de no estropearlo…pero pasando la boda…¡Aprovechalo!

Si aun no lo conoces, te explicamos que es una sesión de fotos «Trash the Dress», en otras palabras es capturar la esencia de la pareja en las fotografías; todo de manera natural, sin poses, plasmando la adrenalina, la emoción y sobre todo el amor que sienten el uno por el otro.
Esta sesión de fotos se programa después de la boda, ya que haya pasado el estrés y cuando ya hayas usado tu vestido de novia. La finalidad es tener fotos muy padres, luciendo tu vestido con poses diferentes a las que tomaste en la boda.  La pareja  debe escoger una locación que sea de su agrado; un lugar lleno de sentimientos y nostalgia que lo hagan ser el lugar perfecto para plasmar las mejores fotografías. Algunas locaciones podrían ser la playa, edificios viejos, cascadas, jardines, bosques, albercas, vías del tren, etc. El vestido resalta mucho más en un ambiente muy diferente al de la boda, por eso se eligen locaciones que lo hagan contrastar. Es muy común hacer la sesión en la playa, sobre todo si fue una boda en playa, pero cualquier lugar puede funcionar y puedes hacer con tu vestido lo que se te ocurra: ensuciarlo, arrastrarlo, pintarlo… tu creatividad es el límite.
Los dos deben estar convencidos de que el vestido como el traje de novios no se usará de nuevoya que el verdadero propósito del «trash the dress» es ensuciarlo, rasgarlo, mojarlo en señal de que no quieren volver a casarse con nadie más. Y claro, para los más sentimentales que desean guardar sus trajes siempre se pueden realizar tomas atrevidas y mandar el vestido a la lavandería.
Para que te inspires, te dejamos algunas imágenes de diferentes “Trash the Dress”:

2018-12-17T06:10:13+00:00