¿Sabes usar correctamente el bloqueador solar?

//¿Sabes usar correctamente el bloqueador solar?

¿Sabes usar correctamente el bloqueador solar?

¿Cuales son los efectos positivos y negativos del sol?

El sol es muy importante para la vida, es necesario para la síntesis de la vitamina D, favorece la circulación y mejora alguna de las enfermedades de la piel. Los aspectos negativos que nos produce una exposición intensa a la luz solar son:

1. Quemaduras solares y lesiones oculares.

2. Manchas en la piel, envejecimiento, lesiones cutáneas y, en el peor de los casos, cáncer de piel.

Son especialmente peligrosas las exposiciones solares sin protección en la etapa infantil y juvenil pudiendo causar melanoma (cáncer de piel).

Consejos básicos para proteger tu piel:

1.- Es recomendable aplicarse el protector solar antes de salir de casa.

Generalmente salimos de casa sin ningún tipo de protección solar y cuando llegamos a la playa o a la piscina nos untamos en cuerpo entero. Pero estamos en un error.

  • Aplicar la crema de protección solar 15-20 minutos antes de exponernos al sol nos ayuda a que el producto se absorba mejor y por tanto, estemos mejor protegidos del sol.
  • Si nos aplicamos la crema previamente lo haremos más a conciencia, sin olvidar ninguna zona y extendiendo el producto adecuadamente. En cambio, cuando llegamos a la playa o a la piscina ya solemos tener calor y la piel sudada, con lo que aplicamos el protector solar de manera más irregular.

2.- ¿Podemos guardar los protectores solares de un año a otro?

Si el protector solar ha estado expuesto a los rayos de sol y a temperaturas muy altas, lo mejor es tirarlo a la basura al finalizar el verano. Es decir, si las cremas solares las lleváis a la playa, si se quedan bajo el sol durante horas, dentro del coche, en la bolsa de la playa, etc… es más que probable que se calienten mucho y alcancen altas temperaturas. Al calentarse, las fórmulas de las cremas se estropean y los filtros solares pierden efectividad, por lo que al finalizar el verano, es recomendable tirarlo y comprar unos protectores solares nuevos al año siguiente.

3.- Hay que aplicar protector solar también en las manos.

Sí, a estas alturas todas sabemos que el sol es uno de los principales factores de envejecimiento de la piel, que provoca la aparición de manchas y arrugas prematuras. Y también sabemos que la piel de las manos es especialmente fina y sensible a los agentes externos, de manera que con el paso de los años se arrugan y se manchan con facilidad.  Hay que proteger el dorso de la mano con crema solar también. Te recomendamos aplicar una crema de SPF 50 muy ligera al tacto para que no resulte molesta y extenderla bien en la zona del dorso de la mano, que es la que suele estar expuesta al sol.

4.- Hay que aplicar el protector solar también en esas pequeñas zonas del cuerpo “olvidadas”

Los pies por ejemplo… ¿cuántas veces te has quemado el dorso de los pies sin quererlo? Aplicamos la crema en las piernas pero sólo hasta los tobillos pero hay que aplicar crema en los pies también. Lo mismo para la zona del cuello y la nuca, las orejas y esa zona que queda entre el sujetador del bikini y la axila.

5.- Reaplica la crema solar cada dos horas como mínimo

Aunque no hay normas claras sobre el tiempo que debe pasar para renovar la aplicación del protector solar y depende bastante de las circunstancias, hay estudios que indican que en dos horas casi el 80% de la capacidad de barrera de los filtros solares se ha perdido. Esas dos horas debemos tomarlas como base de referencia pero en el caso de cremas ligeras y de sprays, incluso debemos renovarlas más a menudo, igual que cuando hemos sudado mucho o nos hemos bañado largo rato en el mar o la piscina.

¡Ahora si disfruta del sol en este caluroso y soleado verano!

2018-12-17T06:10:07+00:00